Captura de pantalla 2019 09 27 a las 12.57.59

La respuesta correcta es SI. 

En las cocinas de los establecimientos hosteleros el material de limpieza que se utiliza es diferente al de otros espacios, ya que se trata con alimentos que pueden ser susceptibles de ser alterados si entran en contacto con agentes químicos que puedan contener los productos que utilizamos.

No solo utilizamos diferentes productos tales como detergentes o desinfectantes, también utensilios como balletas, trapos, etc.

Los factores que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el material para una correcta limpieza de una cocina son:

- Todos los desinfectantes que utilicemos para limpiar la cocina deben tener estar certificados con el Registro HA, el cual nos asegura que el producto está previamente testado y que su composición es apta para ser utilizada en los entornos donde se manipulan alimentos. 

- Los limpiadores inodoros, como no están certificados en ningún registro que garantice su uso en cocinas, es importante que aclaremos la mezcla después de dejarla actuar y asegurarnos de que los detergentes que usemos no contienen olor, puesto que algunos alimentos como el chocolate absorven los olores externos procedentes de agentes químicos perfumados.

- Los útiles de limpieza Food-Contact son reconocidos por su símbolo de una copa y un tenedor, lo que nos asegura que el cepillo, paño de limpieza o pala que vayamos a utilizar pueden estar en contacto con los alimentos.

- Un aspecto importante que debemos tener en cuenta es que la limpieza en las cocinas siempre tienen que hacerse en ausencia de alimentos y aclarando siempre la zona donde se vaya a manipular los alimentos.

- Además, siempre que vayamos a eliminar cualquier residuo en una superficie, debemos fijarnos en el pH de los detergentes que vayamos a utilizar. 

 

 

 

 

 

linea produccion alimentaria aceite girasol refinado 74906 1262

En la industria alimentaria, los productos tienen un alto grado de contaminación si no son tratados de forma correcta y esto supone un riesgo para la salud de los consumidores.

Es importante que los trabajadores que estén en contacto con los alimentos en estas industrias, estén equipados con prendas o equipos de protección personal que actúen con una doble finalidad: protegernos a nosotros mismos en caso de que el producto ya esté contaminado y evitar pasarle posibles microorganismos procedentes de nuestro propio cuerpo al producto en cuestión.

Entre los diferentes equipos que pueden utilizar los trabajadores en las industrias alimentarias son:

- Guantes: la protección de las manos es muy importante, ya que garantiza una máxima higiene aunque siempre debemos recordar lavarnos las manos antes de ponernoslos. El mejor material para los guantes es el nitrilo, puesto que aporta gran resistencia y reduce el riesgo de alergias. Es esencial cambiar de guantes cada vez que cambiemos de actividad o manipulemos elementos diferentes.

- Gorros desechables: debemos considerar de importancia que sean desechable para así asegurarnos de que cualquier bacteria vaya a la basura. Deben contener goma para que quede adaptado a la cabeza para mayor comodidad y seguridad. Se recomienda usar el tejido No Tejido para facilitar la transpiración.

- Mascarillas o cubrebarbas: al igual que con los gorros desechables, es aconsejable que sean de tejido No Tejido y cuenten con una goma ajustable.

- Delantales desechables: es importante que sean de polipropileno, puesto que en caso de trabajar con materia líquida, no se traspasará a la ropa. El color debe ser azul para poder ver a simple vista si queda algún resto.

- Cubrezapatos: las suelas de nuestros zapatos transportan gérmenes todo el tiempo y para evitar que esos microorganismos accedan al lugar donde estamos trabajando con alimentos, es importante utilizar los cubrezapatos. También es aconsejable optar por el tejido No Tejido o el polietileno.

Nunca debemos olvidar que aunque utilicemos prendas específicas para este sector, la higiene personal de los trabajadores es primordial.

mujer-asilo-ancianos_23-2147788001.jpg

Los trabajadores de los centros sociosanitarios están expuestos a varios riesgos en sus puestos de trabajo y no solo hablamos de padecer problemas físicos de tipo muscular, también está el problema de contraer enfermedades.

Por eso, mantener una buena higiene en estos centros es fundamental para reforzar la seguridad y el bienestar de los trabajadores, ya que en estos espacios conviven miles de virus y los trabajadores están expuestos a contraer cualquier enfermedad al estar en contacto con los usuarios de los centros.

Las infecciones nosocomiales suelen ser inevitables, por eso se debe tener un control de los elementos que están en contacto con los pacientes que puedan padecer una enfermedad vírica. 

Muy importante también es combatir al contaminación odorífera, ya que la calidad del aire pude perjudicar la salud de los trabajadores.

Para mejorar el bienestar de los trabajadores y prevenir contraer enfermedades, debemos:

- Realizar una buena higiene y desinfección de manos.

- Desinfectar todos los espacios y elementos que han estado en contacto con el usuario, sobre todo si es un espacio donde va a ingresar un nuevo paciente.

- Utilizar productos para la eliminación de olores para fomentar el bienestar de los pacientes y trabajadores.

 

Captura_de_pantalla_2019-08-09_a_las_12.37.22.png

Las aspiradoras industriales son máquinas fundamentales para garantizar la seguridad y el cumplimiento de las normas de limpieza en los entornos más exigentes.

Esto permite un buen ambiente laboral para los trabajadores y un excelente mantenimiento para el proceso de higiene de nuestra empresa.

Existen diferentes aspiradores en función de cada aplicación o necesidad. Además de la limpieza de polvo, son eficientes en la recolección de líquidos, incluso en derrames tóxicos o peligrosos.

Características

  • Construcción robusta y estable diseñada para trabajos extremos.
  • Pueden aspirar polvo fino y peligroso, y materiales sólidos como arenas y virutas.
  • Según cada aspirador, existen capacidades de depósitos desde 13 a 100 litros.

Los modelos pequeños y compactos, se utilizan donde la potencia, la movilidad y la robustez son necesarios.

Para zonas de mucha suciedad, se proporcionan con un filtro grande de larga vida de trabajo y hasta 3 m2 de superficie de filtrado para obtener los mejores resultados, incluso con polvos finos o problemáticos.

Este tipo de aspiradoras son diseñadas con el fin de poder aspirar materiales en estado seco, húmedo, líquido, barro, abrasivo, corrosivo o adherente e incluso fácilmente explosivo, o áreas peligrosas, que requieran de una solución.

Áreas de aplicación

Sector de la construcción y limpieza industrial, laboratorios y talleres, tratamiento de superficies, trabajos conectados a herramientas que generan una alta cantidad de polvo, industrias alimentarias, procesamiento de la madera, productos farmacéuticos, ingeniería mecánica, acero, industria de la cerámica, la agricultura, etc.

¿Qué debo tener en cuenta al adquirir una aspiradora industrial?

  • Frecuencia de uso.
  • Tipo y cantidad de material a recolectar: escombros, polvo fino, serrín, líquidos, etc.
  • El tamaño de las partículas a recoger y si la clase es potencialmente peligrosa.
  • Tipo de servicio eléctrico de las instalaciones de la empresa.
  • Accesorios y mangueras requeridas.
  • Revisar la etiqueta de ahorro energético.

Muchas personas suelen utilizar estas aspiradoras en su casa para la limpieza general de alfombras, sótanos, garajes, patios y piscinas, entre otros.